Recuperación del río Arzobispo, su ronda y su entorno - Río Arzobispo

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Recuperación del río Arzobispo, su ronda y su entorno

 

La ciudad, la localidad de Teusaquillo y los vecinos del río Arzobispo queremos poder disfrutar de un ambiente sano, contar con espacios públicos de buena calidad, llevar a la práctica estrategias para la lucha contra los efectos del cambio climático y dejar una herencia de bienestar a las generaciones futuras. La recuperación ambiental, paisajística y urbanística del río Arzobispo, su ronda y su entorno constituye oportunidad única para el logro de estos fines en beneficio de todos los que habitamos, trabajamos y estudiamos en el Distrito Capital

 
 
 

El desarrollo sostenible del Distrito Capital y la región depende principalmente de la conservación y fortalecimiento de la Estructura Ecológica Principal establecida en el POT. En ese sentido, la norma estableció que nuestro Río Arzobispo es el eje de la estructura ecológica principal de la localidad de Teusaquillo pero no se aplica por parte de la misma administración como pasa con tantas normas de contenido ambiental y no se conoce por parte de la comunidad.

 
 
 

Una de nuestras primeras labores fue precisar lo que entendemos por recuperación y, en ese sentido, conocimos una definición que se adaptó a nuestro esfuerzo: recuperar consiste en equipar, promover y administrar el territorio que comprende el recurso, de tal manera que la comunidad se lo apropie con un significado y con unos usos acordes con el reconocimiento y el mantenimiento de su valor ambiental para la colectividad.

Pero siempre surgió una pregunta en el equipo: ¿cómo hacemos para garantizar que a largo plazo se mantenga una buena calidad en el río, su ronda, zona de preservación ambiental y su entorno?

Estamos convencidos que la respuesta a este interrogante reside en que seamos los ciudadanos, los vecinos de los ríos y quebradas quienes debemos responsablemente contribuir responsablemente con alternativas y somos quienes debemos involucrarnos con el entorno ambiental y apropiarnos del territorio porque la conservación de nuestros recursos es compromiso y responsabilidad de todos para mejorar la calidad de vida y para beneficio de todos los que habitamos en la ciudad.   La institucionalidad tiene la responsabilidad de respaldar nuestras decisiones y ejecutarlas en una simbiosis que como nunca nos corresponde como sociedad.


 
 

La participación ciudadana es la única vía para poder llegar a la sostenibilidad  porque quienes vivimos en las cercanías somos los primeros llamados a cuidar y velar por la protección y conservación de las zonas de ronda hidráulica y zonas de manejo y preservación ambiental de los cuerpos de agua del sistema hídrico del Distrito, en un marco que trasciende fronteras dadas las discusiones en torno a ese bien  escaso del recurso hídrico.

El río lo tenemos en nuestra localidad y es una oportunidad de intervenir, bienvenidos.

 
 
 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal